miércoles, 18 de mayo de 2011

Descifrando el enigma del amor


Cada vez que me sonríes;
corpúsculos de polvo cósmico
vibran en mi interior,
sembrando las simientes de un nuevo amanecer
quedando rezagado el crepúsculo...
Al olvido permanente ante un nuevo renacer.

Renacimiento de la simientes plantadas
por el verbo que todo lo puede,
por los versos que solo sensibilidad desprenden,
por las sinfonías que de las altas esferas proceden
y por el misterio único en su especie.

Misterio desde el principio creado
formando el uno con todo lo manifestado,
enigma indescifrable para los enamorados
anatema para los melancólicos y desesperados.

Tanto puede provocar una simple sonrisa,
una mirada de soslayo,
un abrir y cerrar de tus pupilas,
una mano extendida
o un beso en una mejilla,
que es capaz de transmutar...
la oscura cerrazón de un corazón adormilado
en un púlsar de pasión destellando.

Siendo esos sencillos actos
las claves para descifrar el amor;
moviendo sentimientos
emociones
sensaciones sin explicación,
derribando conceptos
fuertemente atados
en creencias y filosofías.

Fructificando las simientes...
en valles verdes;
donde el sentir,
cantar
gozar
reír,
son simples expresiones manifestadas
de la profundidad que emite el verbo amar...
Siendo un enigma al principio,
pero que deja de serlo en el concepto...espacio-tiempo.

Solo unos sencillos actos cotidianos de amor;
para que se manifestase como fuerza única
palpitante y destellante
en el ser humano,
como fuerza de atracción
de almas que se unen en continua expresión...
De un universo en constante expansión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada